Trabajos Realizados en el Centro de Documentación El Mercurio

.
“El Mercurio” es el Decano, no sólo de la prensa nacional, sino del habla hispana, de hecho es el más antiguo en su género que se sigue publicando día a día.

Pero la antigüedad no es suficiente para mantener en un sitial tan alto un prestigio ganado con los años. Junto a pasar de los años debe estar la presencia de los avances tecnológicos al servicio, en este caso, de un medio de comunicación destinado a informar, educar y entretener.

Es en este contexto que la dirección de la empresa periodística de El Mercurio decidió en 1976 que el entonces tradicional “Archivo” se transformase en un “Centro de Documentación”, incorporando paulatinamente a su estructura dos nuevos elementos que, con el correr de pocos años, se ha constituido en la columna vertebral del sistema: La computación y la Microfilmación.

Desde 1976 y a la fecha se encuentra a la cabeza del Centro de Documentación de El Mercurio (CDEM) el abogado Guillermo Canales, con una experiencia previa de años de trabajo en la Oficina de informaciones del Senado.

Tomada la decisión por parte de los ejecutivos de la empresa de llevar adelante las modernizaciones necesarias, un equipo de especialistas en varias áreas, entre ellos el propio Sr. Canales, viajó a Estados Unidos para conocer en el terreno mismo la aplicación y funcionalidad de los diversos sistemas de almacenamiento de informaciones, todo ello teniendo en cuenta los requerimientos específicos de El Mercurio y los diarios de la Red de diarios Regionales

Don Guillermo Canales visitó los centros de documentación de famosos diarios norteamericanos, entre otros, The New York Times, The Philadelphia Inquier,

Chicago Tribune, Los Angeles Times y Boston Globe. Más aún, Guillermo Canales se quedó un tiempo trabajando en este último, tal como si fuera uno de los miembros del staff de documentación, conociendo así las ventajas y dificultades del sistema.

Luego de los estudios pertinentes, en El Mercurio se inició la aplicación de la Computación y la Micrografía como sistemas de almacenamiento de información.

La tarea se realizo en dos sentidos. Por una parte hubo que procesar la información presente, al tiempo que simultáneamente se recupero información ya almacenada en el antiguo archivo, desde 1923 y por espacio de casi sesenta años. Esto último significo una revisión de aproximadamente 3 millones de informaciones, crónicas, artículos, comentarios, etc., todo lo cual, previo un trabajo de reclasificación, fue debidamente microfilmado, como también ingresado a los respectivos listados del sistema computarizado.

En lo que respecta al trabajo actualizado, en el CDEM se procesan diariamente del orden de 500 informaciones, las que tienen sus fuentes en todos los diarios que se editan en Santiago, más de un centenar de revistas nacionales y publicaciones extranjeras, muchas de ellas referidas a temas especializados.

Es así como hoy el CDEM tiene alrededor de 12 mil microfichas con temas clasificados, los cuales contienen más de ochocientos mil recortes periodísticos. Se estima que actualmente el CDEM dispone de aproximadamente 800 mil fotogramas, resultado básico de la microfilmación diaria a partir de 1983 como también del trabajo de recuperación y ordenamiento de la información existente del período 1970-1983. Por supuesto todo material microfilmado es factible de ser recuperado a partir de un sistema mixto.

El CDEM es el “ayuda-memoria” para los periodistas de la empresa que laboran no solo en los diarios sino que en todas las publicaciones de los mismos, muy particularmente los suplementos y ediciones especiales. Los profesionales, gracias a la integración de automatización y microfilmación de numerosos documentos y antecedentes están capacitados para encontrar en pocos segundos el dato que les faltaba acerca del partido definitorio de tal o cuál campeonato mundial de fútbol, el porcentaje de inflación en determinado año, los acontecimientos ocurridos en el mundo en cierta fecha o la trayectoria artística de tal o cuál estrella de cine. Gracias al trabajo de una docena de profesionales, entre los cuales hay abogados, bibliotecarias, documentalistas y otros, hoy en día existe microfilmado un importante volumen de información periodística y documental.

Para muestra, un botón. Todo el archivo de recortes periodísticos de un año, con sus recortes originales, está contenido en quince kardex, con cuatro gavetas cada uno, ocupando un largo de 15 metros.-

Todo eso microfilmado, está sobre el escritorio de CDEM, bajo llave en una caja que apenas tiene treinta centímetros de largo. Se agrega una tercera ventaja a la microfilmación de la información periodística: los originales no se estropean y se mantienen en un buen estado de conservación.

De este modo, quien requiere de una información expedita la respectiva microficha, la única en uno de esos varios visores existentes en CDEM –uno de ellos entrega fotocopia de los originales- y tiene al alcance de sus necesidades la información requerida.

Y cuando usted mañana tenga en sus manos “El Mercurio”, Las Últimas Noticias”, “La Segunda” o alguno de los varios diarios de la cadena, es muy probable que la información contingente que esté leyendo haya sido enriquecida por el periodista que la redactó luego de haber recurrido a algún microfilm del CDEM con el objeto de informarle más y mejor.

.